viernes, 10 de mayo de 2013

The Operative - No One Lives Forever. Austin Powers desearia poder jugarselo



Tengo que reconocer, que la primera vez que escuche (o mejor dicho leí) sobre este juego, la verdad es que no logró atraerme nada en absoluto. Quizás fuese que en aquellos momentos mi estado de ánimo no era capaz de apreciar las posibilidades de un juego de disparos basado en las clásicas películas de espías de los años sesenta.






Por suerte, o mejor dicho  debido a que últimamente siento una afición desmedida por coleccionar videojuegos, especialmente si me salen extraordinariamente económicos. En mis manos hace unos cuantos meses acabó cayendo The Operative – No One Lives Forever.  Actualmente, mis conocimientos sobre las compañías de videojuegos son mayores de lo que lo eran en el momento que apareció este juego en el mercado o por lo menos actualmente me fijo más en estas cosas de lo que lo hacia antes. Y la compañía que lo creo, Monolith, ha demostrado tener una especial buena mano para esto de los juegos de disparos en primera persona. Es decir, que uniendo el hecho de haberme costado poquito junto con el buen nombre de sus creadores, ha hecho que me lo tome con mayor filosofía y decidiese darle una oportunidad. También esta la cosa de que me estoy jugando todos los juegos que tengo en mi colección y de manera que sigo el orden cronológico de edición de los mismos. Así que ahora le tocaba a este juego, por lo que no me hice de rogar mucho.

 
Me gustaría hablaros un poco de la compañía que sacó en su momento The Operative – No One Lives Forever. Se trata de Monolith, podríamos decir que es una compañía de luces y sombras. ¿Por qué digo esto? Pues por la mera razón de que es una compañía capaz de crear juegos increíbles y después soltar verdaderas patatas infumables. El primer juego que jugué de Monolith fue el Blood. Fue en a finales a mediados de los noventa cuando el mundo de los juegos se encontraba superpoblado de juegos tipo Doom. El Blood cayo en mis manos por pura casualidad dentro de un CD-ROM “prestado” y que de igual casualidad acabó instalado en mi ordenador. Tras comprobar que no se trataba de un juego de disparos más, sino que era un espectáculo de muerte y sangre desmedida, quedé encantado con él. Despues llegaron a mi la segunda parte del Aliens Vs Predators 2, el juego demostraba por lo menos ser igual de bueno que la primera entrega. También son los creadores de Tron 2.0, posiblemente la mejor adaptación en videojuego de la película de Disney hasta la fecha (y mejor incluso que la última película). Y por último el juego que les ha consagrado como una de las compañías más importantes en el mundo de los juegos de disparos en primera persona, el F.E.A.R. y sus posteriores secuelas. Por lo que ya uno puede imaginarse que cuando descubrí que este juego era de la misma compañía muchas de mis razones que me hacían ser reticente a jugármelo desaparecieron al momento.


Como en la mayoría de juegos de los que hablo últimamente, se trata de un juego con más de doce años a sus espaldas. Ya imagino que muchos viendo sus imágenes pensarán que es una patata de juego, pero realmente, para los que hemos conocido todo el periplo del mundo lúdico de los ordenadores, tengo que reconocer que el juego es una verdadera maravilla gráfica. Si mi memoria no me falla, en los comentarios que se hicieron de él en muchas revistas le criticaban el hecho de necesitar un ordenador realmente potente para poder jugarlo en todo su esplendor. Por supuesto sus requisitos son pecata minuta para los ordenadores actuales por lo que me lo he jugado con el máximo de calidad gráfica sin tener problemas.



A parte de mi experiencia de visionado, la cual ya reitero es una verdadera maravilla, el juego en si, también esta llevado de manera asombrosamente genial. Como todos los juegos, tiene sus pros y sus contras (aunque en este caso, lo segundo se impone a lo primero sin discusión alguna). Pero hablando de él en conjunto se puede decir que es un gran juego de disparos.  

 

La historia es una mezcla entre las clásicas películas de espías sesenteras y la saga Austin Powers. Por un lado nos encontramos en plena guerra fría. Tomamos el papel de Cate Archer, una atractiva joven de turbio pasado que para evitar acabar en la cárcel, a sido reclutada para una organización internacional supersecreta que protege al mundo bajo las siglas U.N.I.T.Y. Pero recordemos que nos encontramos en los años sesenta, en aquellos locos años, los hombres eran puros kilos de macho y las chicas eran extremadamente monas y sexis pero nada más que eso; monas y sexis. Por lo que una mujer que tuviese aspiraciones a ser considerada un igual a sus compañeros masculinos simplemente era ignorada o lo que es peor se la consideraba una ilusa. 


Por supuesto, la srta. Archer, a pesar de ser extraordinariamente atractiva y sexi, también tiene grandes habilidades tanto físicas como mentales para darle de patadas a cualquier agente masculino. El hecho de haberse unido a U.N.I.T.Y. es principalmente por que antes era una de las ladronas de guante blanco más buscada y con unas habilidades tan extraordinarias para el trabajo encubierto, por lo que resultaba ideal que utilizase sus habilidades para el bien. Por ello fue reclutada por el agente Bruno Lawrie, el mejor agente de U.N.I.T.Y. y que la tomo bajo su protección. Pero a pesar de contar con este excelente padrino, no dejaba de ser una mujer en un mundo de hombres nada dispuestos a dejar que una mujer los dejase en ridículo. Por lo que Cate se vio obligada a realizar trabajos de segunda fila. Por suerte todo esto va a cambiar, parece ser que los agentes de U.N.I.T.Y. están siendo eliminados uno por uno, de tal modo, que incluso los agentes de menor rango tienen que ser movilizados para tratar de suplir las bajas. Todo parece indicar que hay un topo dentro de la organización y es necesario descubrirlo lo antes posible, antes de que toda U.N.I.T.Y. quede inutilizada por falta de personal. Ante esta singular situación, Cate es movilizada (a pesar de las reticencias de los altos cargos de la agencia) y la asignan como compañera de Lawrie para tratar de averiguar quien es el topo y que organización criminal se encuentra tras los asesinatos. A partir de este momento nos introducimos en una extraordinaria aventura de espías que nos va a llevar a recorrer la mayor parte del mundo. Desde Marruecos, pasando por Inglaterra, el Caribe, el Espacio, la antigua Republica Democrática Alemana (en la época que aun existía el muro de la vergüenza alemana), bases secretas en los alpes y muchas otras localizaciones donde combatiremos el terror de la organización criminal internacional terrorista (si, todas esas cosas y más) que tiene como nombre D.A.Ñ.O. (o H.A.R.M. en inglés) poco a poco iremos descubriendo que el problema no solo es el topo, sino que esta organización apenas conocida por U.N.I.T.Y. resulta tener ciertos planes para destruir el mundo bastante efectivos. Por supuesto Cate y U.N.I.T.Y. no están dispuestos a permitir que tal cosa suceda y todos nuestros pasos serán dirigidos a frustrar dichos planes.



La historia como uno puede comprobar es una perfecta película de James Bond, pero sin el 007. Además el guion continuamente se ríe de los clichés de aquellas películas (muy al estilo Austin) pero siempre tratando de mantener cierta seriedad en el asunto. Algo difícil de lograr, pero que los chicos de Monolith han sabido manejar de manera extraordinaria manteniendo el equilibrio entre un serio juego de disparos e infiltración (recordad que ante todo somos superespías internacionales y un Rambo cualquiera) y un perfecto humor socarrón.



Hablemos primero de su apartado gráfico. Siendo un juego que tiene ya sus añitos, y recordando haber leído en revistas de aquella época sus excelencias gráficas, he vuelto a echarle una ojeadita a los comentarios que se realizaron de él en las revistas de internet.  Y como se trata de un juego de principios de siglo la verdad es que poco podemos encontrar que no sea en ingles. Por lo que simplemente puedo recurrir a mis recuerdos y como ya os digo, se hablaba de un juego de grandes exigencias.



Algunos decían que el motor gráfico estaba algo anticuado, y por ello gráficamente hubiese podido ser mejor de utilizar motores más modernos. Pero la verdad es que viendo los juego de aquellos años, yo creo que no le desmerece nada. Si, es posible que algunas trasparencias no resulten tan buenas, y posiblemente el hecho de que los elementos del escenario no se puedan romper (ya se va echando de menos eso de destrozar toda cristalera que encontremos) hace que se quede algo atrasado con respecto a otros juegos de aquellos años. Pero la variedad de escenarios, junto con que algunos son realmente grandes tanto en espacio como en recorrido lo hacen espectacular. Además el uso de la iluminación es realmente bueno, las animaciones de todos los personajes son adecuadas e incluso naturales (para la época, claro está). Otra de las cosas realmente llamativas es el uso del propio motor del juego para hacer las secuencias argumentales, se agradece el especial cuidado en los rostros de los personajes que incluso parpadean y tienen una gran sincronización con los diálogos.



Es posible que en aquellos momentos ya empezasen a aparecer juegos con gráficos más espectaculares (o aseguro que así era) pero a pesar de todo The Operative – No One Lives Forever tiene unos gráficos realmente buenos.



En el apartado sonoro, decir que al tratarse de una producción con grandes expectativas, no se escatimó en las voces de los personajes, todos los actores interpretan de manera realmente buena sus personajes, aunque el hecho de que sean en ingles hace que los que no hablamos esta lengua tengamos que estar pendientes del subtitulado. La banda sonora del juego es perfecta, tiene su toque sesentero con el tema principal muy semejante a los de las películas de 007. Además esta varia según la situación en la que nos encontramos pasando de tranquila a más movida si hemos sido detectados o si todo el mundo esta tratando de cosernos a tiros. De esta forma se convierte en una herramienta adicional a la hora de tratar de ser sigilosos.  Por lo que respecta a los efectos, ya hay que hacerlo mal para que no cumplan con su cometido, algo que por supuesto no sucede en este. Son correctos, los disparos suenan como deben de sonar, las explosiones (pocas) pero son estruendosas y en casi todos los momentos del juego, el sonido de los pasos, tanto propios como del enemigo sirven para reconocer la posición de los mismos. Ya que al tratarse de un juego en el que muchas veces tendremos que evitar que nos detecten, el saber si hacemos mucho o poco ruido es algo muy necesario para completar las misiones.



En la jugabilidad es donde podemos encontrar los aspectos algo negativos del juego, pues como anteriormente he indicado, aunque nos encontremos con un buen juego, no significa que sea todo perfecto. Cabe destacar, que la jugabilidad es extraordinaria donde la precisión del juego y del diseño brilla por todos lados. Una de las cosas especialmente interesantes es la necesidad de evitar el combate directo o por lo menos tratar siempre de tener una buena posición que nos permita tener una gran ventaja sobre nuestros enemigos. Ello es debido a que en el juego no podemos curarnos y lo único que podemos recuperar es nuestro chaleco antibalas que nos permite soportar el daño causado por los disparos enemigos. Por lo que si nos quitan vida, hasta que no terminamos todo el nivel permaneceremos siempre con la vida que nos quede. El diseño de los niveles es más que bueno, adentrarnos en las bases secretas, desplazarnos por los entornos nevados o recorrer las zonas portuarias o pasearnos por la estación espacial es una muestra del buen hacer de Monolith.  Adicionalmente en el juego encontraremos multitud de objetos de inteligencia que deberemos ir recopilando. En ellos se nos darán pistas sobre posibles caminos secundarios, zonas secretas a las que poder acceder o simplemente serán pequeños toques de humor que añaden más gracia al juego. Si los recogemos todos y llevamos a cabo la misión en una cantidad de tiempo no muy elevada. Se nos premia con objetos secundarios útiles para misiones posteriores o mejorando nuestra vida total, blindaje, etc. Además para poder acceder a determinadas zonas secretas o conseguir todos estos objetos será necesario volver a jugar todas las fases, pues a medida que vamos pasando el juego, vamos teniendo acceso a todos los juguetitos que la agencia pone a disposición de Cate.





En este apartado podemos incluir las armas del juego que son muchas y variadas. Pero las clasificaremos por categorías:


Pistolas:

La primera es la Shepherd Arms P38 9mm: Se trata del arma que más vamos a utilizar en el juego. Principalmente por su excepcional precisión a medias y cortas distancias y por le hecho de que cuenta con un supresor de sonido extraordinario que nos permite abatir a cualquier enemigo de un disparo en la cabeza sin alertar a nadie. Su ventaja o inconveniente es que comparte la munición no los subfusiles con lo que encontraremos mucha munición y también la agotaremos muy rápido si la usamos en los subfusiles.

El Revolver Petri .38 Airwight: La única razón para utilizar este revolver en vez de la P38 es debido a que no nos quede munición para la P38 o porque estemos jugando en los primeros niveles donde no tenemos todavía a nuestra disposición la anterior pistola. La única ventaja que puede tener el revolver con respecto a la semiautomática es que no se encasquilla, pero como esto no esta contemplado en el juego. Llevar esta arma es todo inconveniente, tiene un tambor de 5 balas y no lleva supresor, por lo que tienes que recargar más a menudo y alertas a todo cristo en cuanto pegas el primer tiro.

El Braun 9mm Parabellum: Es similar a la P38 en todo excepto que esta puede utilizar la munición de cianuro. Por lo demás cuenta con las mismas ventajas que la P38 excepto que es el arma de D.A.Ñ.O. con lo que para poder disponer de ella tenemos que quitársela a los enemigos abatidos.

La cuarta y última es Bacalov Corrector: Se trata de una pistola con un caños de fusil que se utiliza para disparar a grandes distancias. Las únicas ventajas de esta arma es que puedes utilizarla como fusil de francotirador si no tienes uno y la elevada potencia de daño que causa con sus balas. Como pistola es apenas útil salvo en los momentos en que no tienes otra arma a mano. Además solo es capaz de hacer un disparo, después tienes que volver a cargarla y ese proceso es bastante lento por lo que lo mejor es usarla cuando los enemigos están lejos y son pocos.



Subfusiles:

Hamptom MPL 9mm SMG: Posiblemente una de las mejores armas del juego. Muy buena a cortas distancias y con una cadencia de fuego bastante buena, capaz de acabar con cualquier grupo de enemigos en un santiamén. Además cuenta con la posibilidad de colocarle un supresor de sonido, con lo que además es bastante discreto para poder hacer escabechinas sin tener a todos los enemigos alertados.

Gordon 9mm SMG: Igual de efectivo que el Hampton pero sin supresor. También tiene bastante buena precisión a cortas y medias distancias, pero al ser tan ruidoso, suele quedar descartado ante el MPL.


  
Fusiles:

AKM: A pesar de cambiarle el nombre, se trata del fusil soviético por antonomasia AK-47. Es la mejor arma del juego. Funciona perfectamente a cualquier distancia, puede implementársele una mira telescópica que lo convierte en un rifle de francotirador. Lo único que se le puede achacar es que hace mucho ruido cuando dispara y que su gran cadencia de fuego hace que vacíes un cargador en un santiamén por lo que tienes que ir recargándolo muy a menudo.

Hampton Carbien: Rifle de cerrojo con un cargador de 10 disparos. Es la primera arma del juego y cuenta con un cañón supresor de sonido que lo hacen perfecto para utilizarlo en infiltración. Además cuenta con una mira telescópica que nos permite usarlo como francotirador. Su único defecto es que no es un arma común en el juego por lo que solo tenemos balas al empezar la misión y en lo pocos casos donde encontremos arsenales de U.N.I.T.Y. por lo que su uso queda bastante restringido.

Geldmarcher SVD Sniper Rifle: Un fusil de francotirador que nos recuerda muchísimo al SVD Dragunov soviético. Gran precisión a largas distancias. Buen ratio de fuego y lo mejor de todo, es un arma utilizada por el enemigo así que es más fácil de encontrar munición para él. Igualmente no tiene silenciador por lo que es recomendable usarlo desde muy lejos para que no te oigan dispararlo.


 
Exoticas:

Briefcase Rocket Launcher: Es un bonito y estético lanzamisiles disimulado dentro de un maletín. Ideal para poder llevarlo a cualquier lugar de vacaciones sin alertar a nadie. Su utilidad es relativa, pues tiene una elevada potencia de daño (vamos es un misil lo que dispara el condenado maletín) pero son raros los caso donde deseas causar una explosión devastadora que alertará a toda la base enemiga. La precisión es muy buena a largas distancias.

M79 Grenade Launcher: Es la única arma del juego a la que no le han cambiado el nombre. Por lo demás es un lanza granadas de baja velocidad con una precisión bastante mala, pero a cambio tiene un poder destructivo muy elevado. Su mejor uso es poder lanzar granadas a lugares poco accesibles, que estén lejos y en parábola.

Sportsman EX Crossbow: Una de las armas mas divertidas del juego. Para todo aquel que se jugase en su momento el Half-Life ya sabrá su forma de uso. Para los demás es un arma silenciosa, precisa y mortal por necesidad. Lo malo es que es muy lenta de recargar y la munición es más que nula por lo que una vez te quedas sin flechas queda inutilizada.

Morris Model 14 Spear Gun: O lo que es lo mismo un fusil neumático de pesca submarina. Funciona de igual manera que la ballesta, pero su principal uso es bajo el agua, donde las demás armas resultan completamente inútiles. Gran precisión a todas las distancias, sus dos grandes desventajas; la munición realmente escasa y que no tenga una mira telescópica para largas distancias.

Super Atomic Laser Weapon: Esta es una pistola laser que solo podremos tener acceso cuando viajemos a la plataforma orbital de D.A.Ñ.O. Cosas buenas, mata a cualquier adversario entre uno a tres disparos. Desintegra los cuerpos de los enemigos con lo que no hay desagradables cadáveres dejados por el medio y tiene una excelente precisión a todas las distancias. Lo malo, es que tarda mucho en estar disponible y no tiene donde reponer munición, cuenta con 400 disparos y una vez agotados, imagino que quedará inutilizada (la verdad es que nunca he llegado a disparar tantas veces como para quedarme sin energía)


 
Como uno puede comprobar el juego pone a nuestra disposición un surtido bastante elevado de armas con las que poder eliminar tanto a los esbirros como a los jefes de la organización. Además todas las armas pueden disparar varios tipos de proyectiles. Las balas normales, balas DUM DUM (producen ligeros desangramientos en la víctima), balas de Fósforo (o explosivas) y Balas de Cianuro (envenenan a la víctima). Casi todas las armas pueden disparar dichas variantes de proyectiles por lo que aun se vuelven más versátiles a la hora de jugar cada misión.



Pero si esto no fuese poco, además como buena película de espías U.N.I.T.Y. también nos provee de bastantes juguetitos con los que facilitarnos el cumplimiento de las misiones.

Las Gafas de sol: Una atractivas gafas que le quedan de muerte a nuestra Cate, pero que además de permitirle ir a la última moda, también cuentan con ciertas mejoras como cámara fotográfica con zoom. Espectrógrafo de infrarrojos para poder ver láseres invisibles y un detector de minas para evitar saltar por los aires en lugares tan comprometidos.

Desactivador de Cámaras: Como su nombre indica permite anular las indiscretas cámaras de seguridad. La pena es que cuando se usa queda unido a la cámara anulada por lo que queda relegado a usos muy concretos y cuidados.

Descifrador de Códigos: La herramienta ideal para todo espía que desee atravesar una puerta con cerradura de teclado. Nos permite abrir esas puertas que requieren clave y lo mejor es que una vez usado podemos recuperarlo. Su contra, es que es tecnología no es muy moderna por lo que tarda una cierta cantidad de tiempo en poder descifrar el código, tiempo en el que podemos ser descubiertos por el enemigo.

Moneda: Sirve para llamar la atención de los guardias. Pero mi experiencia me ha demostrado que no esta muy bien implementada en el juego, por lo que más de una vez no suele funcionar o lo que es peor desvela nuestra posición al enemigo.

El Broche: Tiene tres funciones, su imperdible funciona como una extraordinaria ganzúa capaz de abrir cualquier cerrojo que necesite una llave. La segunda función es una afilada cuchilla envenenada capaz de acabar con nuestros enemigos en unos segundos. Y la tercera y más importante función es; ir a juego con cualquier trapito que nos pongamos.

El Mechero: A parte de permitirnos encender un cigarrillo, también puede dar luz y la opción más interesante, se transforma en un fantástico soldador de mano para romper cualquier cerrojo.

Lápices de Labios Explosivos: Como su nombre indica, nos permiten tanto poner nuestros labios a la última moda, como reventar cualquier cosa que nos incordie. Tienen varios usos, explosión por contacto, explosión retardada y por proximidad. Imagino que alguien le debe sacar partido, yo no los he usado en todo el juego.

El Arpón de Cinturón: El típico arpon con cable que nos permite elevarnos hasta lugares inaccesibles. Muy útil y de uso obligatorio en ciertos niveles del juego. Pero solo se engancha en determinados lugares, por lo que hay que estar muy atento a eso sitios determinados.

El Vaporizador de Perfumes: Puede estar lleno con un líquido adormecedor, cegador o acido mortal. Cuando se rocía crea una peligrosa nube de gas que afecta a todo el que se encuentre dentro de su radio de acción. Normalmente también te afecta a ti si no tienes extremo cuidado de retirarte cuando lo usas.

El espray Eliminador de Cadáveres: El un pulverizador que al rociarlo sobre un cadáver este desaparece instantáneamente. Lo malo es que tiene un uso limitado con lo que si te dedicas a matar a todo el que te encuentras acabas quedándote sin espray.

El Caniche Robótico: Sirve para anular a los perros guardianes de D.A.Ñ.O. Lo malo es que cuando por fin te lo dan resulta que ya no hay más misiones donde salen los perros. Por lo que su uso solo es válido para cuando decides volver a jugar alguna de las misiones donde salen perros.


Como uno puede ver el juego es una pequeña maravilla de ingenio y adaptar todo lo visto en las películas de espías a un juego de disparos e infiltración. Tienes de todo para poder llevar a cabo tu objetivo según se adapte mejor a tu forma de juego, algo realmente innovador para su época.






Aunque también es cierto que a pesar de estar muy cuidado, tiene algunos fallos de colisión bastante graves, especialmente en las rampas de cambio de altura, donde en algunos casos quedas atascado de manera incomprensible. Otro de los graves defectos es cuando nos encontramos sobre una plataforma móvil, pues en esos momento movernos por ella resulta algo complicado debido a que te quedas atascado. Por último, el problema del sigilo, estamos hablando de un juego en el que en ciertas misiones (por no decir en la mayoría) debemos evitar el enfrentamiento directo (especialmente si lo juegas a máxima dificultad) por lo que es extremadamente importante moverse en silencio. Algo que no esta del todo bien implementado, pues alguna que otra vez, a pesar de movernos sobre superficies que en teoría no deberían de causar ruido, somos detectados por la inteligencia artificial del juego. Esto puede hacer que más de uno acabe desesperado muriendo sin saber como nos han detectado.



Otra  de sus innovaciones, o por lo menos, una virtud que tratan de vendernos en la contraportada del juego es la posibilidad de pilotar vehículos mientras jugamos. Hoy en día tal cosa incluso resulta algo natural en los juegos de disparos en primera persona. Pero en las fechas que vio la luz The Operative - No One Lives Forever, esto resultaba muy extraño. Si, ya sé que hace nada he jugado un juego donde tenías la posibilidad de pilotar un tanque, pero de igual manera que sucedía en Gunman Chronicles. Esta posibilidad tiene mayor relevancia como una nota simplemente anecdótica que como algo realmente importante en el juego. Es cierto que en The Operative - No One Lives Forever, el uso de los vehículos resulta completamente necesario para recorrer las largas distancias de las fases en las que dichos vehículos están disponibles, ningún otro uso los hace ser merecedores de ser destacados ni útiles para el desarrollo del juego. He incluso ir montado en el vehículo te vuelve bastante más vulnerable al fuego enemigo (el cual parece tener una extraordinaria puntería para apuntarte mientras te mueven en ellos). A mi me parece que realmente el destacar el uso de vehículos en el juego puede considerarse como un intento vano para decirle al aficionado que el juego tiene más cosas que sus competidores. Algo que realmente no es necesario para un juego ya de por si muy bueno.



Cabe decir finalmente, que el juego no esta completamente localizado, es decir, si trae la caratula, el manual de instrucciones (aunque en un soso blanco y negro, hubiese estado mejor en colores psicodélicos sesenteros) y los menús del juego en riguroso castellano. Pero el doblaje brilla por su ausencia, y realmente es una pena tener que parar la acción del juego para poder leer los subtítulos de las conversaciones o también perdernos parte de las escenas de guion teniendo que centrar nuestra atención en los letreritos de abajo.
 

Tras haber sacado a relucir sus virtudes y sus defectos llega el momento de las ansiadas trampas. Si, ya se que nadie las usa, que todos nos lo pasamos en la dificultad más elevada, que la opción de salvar la partida es algo que nadie usa y que ¿Quién no se ha pasado el juego de una sola vez sin salvar y sin morir? Pero como mera curiosidad aquí los dejo para que veáis que el juego tiene trucos.


La forma de introducirlos es sencilla, le dais a la tecla de “decir” que por defecto viene configurada en la tecla “T”. Entonces introducís la palabra en negrita sin los (:) y ya esta tenéis el truco activado.

mprosebud: Crea una motonieve.

mpwegotdeathstar: Da munición completa.

mpwonderbra: Da blindaje completo.

mpdrdentz: Da Vida completa.

mpgoattech: Da todas las mejoras de las armas.

mpyoulooklikeyouneedamonkey: Da todas las opciones de blindaje.

mpasscam: Pasa a visionado en 3ª persona.

mpsanta: Da todas las armas, todo el blindaje y toda la vida.

mpmimimi: Da todas las armas.

mpbuild: Muestra la versión del juego.

mpmiked: Quita el juego.

mppos: Muestra la posición en el juego.

mpkingoftehmonstars: Da todas las armas y todo el blindaje

mpmaphole: Salta niveles.

mpimyourfather: Invencibilidad o modo dios.

mpexorbitantamounts: Modo mas sangriento.

mpbeenthere: Todos los mapas.


Como siempre digo, estamos hablando de juegos de principios de este siglo. Con una cantidad ilimitada de posibilidades de salvar y sin puntos de control que nos incordien por lo que pasarse el juego es tan sencillo como tener paciencia y repetir la situación comprometida por lo que no son necesario los trucos salvo para alargar la vida del juego ya de por si larga.



Tras habérmelo pasado, tengo que reconocer que he disfrutado de lo lindo. Pero lo que más me ha gustado es la variedad de entornos y situaciones a las que nos traslada el juego durante toda la historia. Los chicos de Monolith han conseguido reunir en un solo juego las mejores secuencias de las películas de James Bond. Trasladándonos a todos esos maravillosos parajes donde se desarrollan sus películas. Es divertidísimo recorrer el fondo del océano y adentrarnos en los restos de un barco hundido, o viajar hasta islas paradisíacas, pasando por castillos centroeuropeos, e incluso darnos un garbeo por una futurista plataforma orbital en el espacio. Todo ello manteniendo siempre la estética de aquellos psicodélicos sesenta, donde las grandes conspiraciones se desarrollan en la sombra de las manos de organizaciones terroristas internacionales de gran poder.



A todo este conjunto se le pueden añadir las extraordinarias perlas de los diálogos que se desarrollan a lo largo de todo el juego. Pues son una crítica feroz a todas las películas de espías que hasta la fecha se habían filmado. Aunque hay que reconocer que en cierto modo sigue la estética ya impuesta por Mike Myers en su saga Austin Powers. En ambos, nos muestran que los malos no solo son malos sin razón e incluso algunos simplemente tratan de hacer su trabajo de manera honrada aunque sea para una organización maligna.



Si, realmente es como jugar a las películas de Austin Powers pero en los años donde Austin hubiese sido el súper macho. Si bien es cierto que en The Operative – No One Lives Forever controlamos a una atractiva espía internacional, la cual se las ve y se las desea para ser considerada como igual por sus compañeros de profesión, su carácter rebelde y siempre tratando de demostrar que su feminidad no se ve mermada aunque empuñe una 9 milímetros la hacen mucho más entrañable al jugador.



Es decir, que me he encontrado con un juego de una duración considerable, que te lleva por multitud de escenarios y con unos niveles extraordinariamente bien realizados, que tiene una historia bien llevada y realmente interesante (si te gustan las películas de espías sesenteras), la jugabilidad del mismo es genial y eso que me lo he pasado en el mayor nivel de dificultad para poder alargar su duración.



Por lo que solo puedo decir una cosa:

The Operative - No One Lives Forever, es bueno, muy, muy bueno.